Seleccione un país

Pueblos afrodescendientes, indigenas y originarios de los países andinos

Contextualización

En la actualidad, es indiscutible que el desarrollo no depende sólo de la reducción de la pobreza, existe consenso, de modo creciente, que tal objetivo requiere también aumentar la equidad y propender a la disminución de las desigualdades de todo tipo. Entre ellas, cabe reconocer a las que afectan de manera transversal a las poblaciones, como las desigualdades de género, y otras que involucran a grupos específicos tales como los afrodecendientes, las comunidades indígenas y demás originarios de los países andinos.

Estos grupos étnicos, llamados así por el término proveniente del griego ethnos que significa “pueblo o nación cuyo uso generalizado ha emergido como reemplazo de la palabra raza”, se han convertido en grandes impulsadores de movimientos sociales en la región.

Según Anthony Giddens “etnicidad son las prácticas culturales y perspectivas que distinguen a una comunidad dada de personas. Los miembros de los grupos étnicos se ven a sí mismos como culturalmente diferentes de otros agrupamientos en una sociedad y son percibidos por los demás de igual manera. Hay diversas características que pueden servir para distinguir unos grupos étnicos de otros, pero las más habituales son la lengua, la historia o la ascendencia (real o imaginada), la religión y las formas de vestirse y adornarse”.

La etnicidad se refiere entonces a los valores y prácticas culturales que distinguen a los grupos o comunidades. Los miembros de un grupo étnico se ven a sí mismos como diferentes a otros grupos sociales y es por esto que abogan por políticas que les permitan incrementar su participación social en los procesos de toma de decisiones en los Estados.

No obstante, no se puede hablar de estas minorías poblacionales sin identificar primero cuales son las más significativas en las regiones andinas. Entre estos grupos se encuentran los afrodecendientes y las comunidades indígenas.

La Declaración de Santiago y la de Durban define como afrodescendiente    “aquella persona de origen africano que vive en las Américas y en todas las zonas de la diáspora africana por consecuencia de la esclavitud, habiéndoseles denegado históricamente el ejercicio de sus derechos fundamentales”.

Según el Instituto Interamericano de Derechos Humanos, los afrodecendientes son “pueblos de origen africano que fueron traídos como esclavos durante la colonia para sustituir la mano de obra de los pueblos indígenas exterminados en Estados Unidos y otros países del continente”. Así mismo, antes de    establecerse una definición jurídica de afrodescendiente, estaban solamente protegidos bajo el marco jurídico internacional de combate al racismo y la  discriminación racial. No obstante, al dárseles una definición jurídica se ha logrado elevar los estándares de protección de este grupo vulnerable.

Lo anterior, comienza a ser evidente cuando se consultan las cifras de esta población en los países que conforman la Comunidad Andina. Según censos de fuentes oficiales (gubernamentales), Colombia cuenta con un 10,62% de población afrodescendiente y Ecuador con un 5% de población afrodescendiente mientras que, los Estados de Bolivia y Perú han excluido la temática racial/étnica -caso afrodescendiente- de los censos nacionales y no existen cifras oficiales al respecto. Por otra parte, los censos no oficiales estiman que Colombia cuenta con un 26% de población afrocolombiana, Ecuador con un 10% de población afrodescendiente, Perú entre 5 - 10% de población afrodescendiente y Bolivia con una población afrodescendiente entre el 0.04% y el 1%.

Por otro lado, se encuentran los grupos indígenas. La Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas identifica a los “pueblos indígenas” como los beneficiarios de los derechos incluidos en la declaración, sin definir el término. Así mismo, el preámbulo de la declaración hace referencia a ciertas características normalmente atribuidas a los pueblos indígenas, como su diferenciación, enajenación de tierras, territorios y recursos naturales, presencia histórica y pre colonial en ciertos territorios, características culturales y lingüísticas y marginación política y legal.

En este sentido, si bien Ecuador y Bolivia no tomaron la representación étnica afrodecendiente en sus censos nacionales, sí se encuentra gran interés por parte de los Estados para medir a la población indígena dentro del territorio. Por un lado, Bolivia, según el Banco Mundial, posee una población indígena del 62%, que unida bajo el Movimiento al Socialismo (MAS), encabezó el proceso de transformación política desde el año 2005 y le otorgó el nombre de Estado Plurinacional a dicho país. Por otro lado, Ecuador con un 6,83 % de población indígena comenzó desde hace una década, a generar políticas que beneficien a este grupo poblacional y lo inviten a ser activos en la participación política y social en las comunidades que habitan.

De igual manera, Colombia con un 3,4% de población indígena posee diferentes mecanismos legales para la protección y el fomento de la participación de esta minoría a nivel nacional y Perú que posee un estimado en el porcentaje de su población indígena del 50%, estipula que los indígenas de su territorio representan un porcentaje cifra que definió las elecciones presidenciales.

Lo anterior indica, que este grupo poblacional étnico posee un papel preponderante en la consecución de las políticas sociales de sus propios Estados, especialmente en Colombia y Perú.

Contexto Internacional

Organización de las Naciones Unidas
La Carta de las Naciones Unidas establece en el Artículo 1, literal 2, como uno de los propósitos de la ONU “fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, y tomar otros medidas adecuadas para fortalecer la paz universal”.

La Declaración Universal de Derechos Humanos establece en el Artículo 2 que “toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición. Además, no se hará distinción alguna fundada en la condición política, jurídica o internacional del país o territorio de cuya jurisdicción dependa una persona, tanto si se trata de un país independiente, como de un territorio bajo administración fiduciaria, no autónomo o sometido a cualquier otra limitación de soberanía”.

Otros instrumentos internacionales sobre el tema son:

  • Declaración de la ONU sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial proclamada por la Asamblea General el 20 de noviembre de 1963, en el cual se unifican criterios y establecen normas para proteger y garantizar la no discriminación, exclusión, restricción o preferencia por raza, color, origen nacional o étnico
  • Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, aprobada por la Asamblea General en su Resolución 2106 A (XX), del 21 de diciembre de 1965 y la cual entró en vigor el 4 de enero de 1969
  • Declaración sobre los derechos de las personas pertenecientes a minorías nacionales o étnicas, religiosas y lingüísticas, aprobada por la Asamblea General de la ONU mediante la resolución 47/135 del 18 de diciembre de 1992.
  • Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, aprobada el 13 de septiembre de 2007, la cual afirma que “los indígenas tienen derecho, como pueblos o como individuos, al disfrute pleno de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales reconocidos en la Carta de las Naciones Unidas, la Declaración Universal de Derechos Humanos y las normas internacionales de derechos humanos.

En este apartado del informe es importante aclarar que la Asamblea General proclamó 1993 como el “Año Internacional de las Poblaciones Indígenas del Mundo” y la década de 1995 a 2004 como el “Decenio Internacional de las Poblaciones Indígenas del Mundo”. Al finalizar esta década proclamó el Segundo Decenio Internacional de los Pueblos Indígenas, de 2005 a 2015, con el tema de “Un decenio para la Acción y la Dignidad”. También se designó el 9 de agosto como “Día Internacional de los Pueblos Indígenas”.

En este orden de ideas, es importante mencionar que del 31 de agosto al 8 de septiembre de 2001, se realizó en Durban – Sudáfrica la Conferencia Mundial contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y las Formas Conexas de Intolerancia, en la cual se adoptó la Declaración y el Programa de Acción de Durban, documento integral basado en acciones que propone medidas concretas para combatir el racismo, y todas la formas de la discriminación racial, así como “reconoce a los afrodescendientes como un grupo de víctimas específico que continúa sufriendo la discriminación como legado histórico del comercio trasatlántico de esclavos”.

Por su parte, la Resolución aprobada por la Asamblea General de la ONU “Unidos contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia”, el 22 de septiembre de 2011, manifiesta que los Jefes de Estado y de Gobierno y los representantes de Estados y Gobiernos “acogen con beneplácito los avances logrados en muchas partes del mundo en la lucha contra el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia desde 2001. Sin embargo, reconocen que pese a los esfuerzos realizados el flagelo del racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia, incluidas sus nuevas formas y manifestaciones, aún persiste en todas las partes del mundo”.

En lo que se refiere al Consejo Económico y Social de la ONU, esta institución tiene como organismo asesor el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas de la ONU, el cual se encarga de examinar las cuestiones indígenas relacionadas al desarrollo económico y social, la cultura, la educación, la salud, el medio ambiente y los derechos humanos. Respecto al tema de los afrodescendientes no se registra ningún organismo asesor que este adscrito al Consejo Económico y Social.

Organización Internacional del Trabajo

En el marco de la OIT existen dos Convenios que se deben tener en cuenta en el presente informe:

  • Convenio sobre Poblaciones Indígenas y Tribales. (Convenio Nro. 107 OIT de 1957).
  • Convenio sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes. (Convenio Nro. 169 OIT de 1989). Este Convenio revisó y actualizó el Convenio 107 de 1957.

Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura
La Conferencia General de la UNESCO, durante su XX reunión, del 24 de octubre al 28 de noviembre de 1978 aprobó la Declaración sobre la Raza y los Prejuicios Raciales.

En general, se puede evidenciar la amplia variedad de normas y declaraciones que existe a nivel internacional para promover el respeto de los derechos humanos de los pueblos indígenas y afrodescendientes, las cuales buscan además que estos grupos sean respetados y consultados en el diseño de políticas públicas que propendan por el mejoramiento de su calidad de vida.

Contexto Regional

Organización de los Estados Americanos
La Carta Democrática Interamericana establece en el Artículo 9 que “la eliminación de toda forma de discriminación, especialmente la discriminación de género, étnica y racial, y de las diversas formas de intolerancia, así como la promoción y protección de los derechos humanos de los pueblos indígenas y los migrantes y el respeto a la diversidad étnica, cultural y religiosa en las Américas, contribuyen al fortalecimiento de la democracia y la participación ciudadana.

En el marco del Cuadragésimo Primer Periodo Ordinario de Sesiones de la OEA, realizada en San Salvador, El Salvador, se aprobó la Resolución AG/RES. 2674 (XLI-O/11) respecto al “Proyecto de Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas”, y la Resolución AG/RES. 2677 (XLI-O/11) sobre el Proyecto de Convención Interamericana contra el Racismo y toda Forma de Discriminación e Intolerancia.

Además de lo anterior, en la Organización de los Estados Americanos, la temática indígena ha sido objeto de múltiples resoluciones de la Asamblea General, que durante los últimos años se ha pronunciado en favor de la adopción del Proyecto de Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

Diversas áreas de la Organización realizan proyectos específicos que buscan promover la protección, el bienestar y el desarrollo de pueblos y comunidades indígenas del hemisferio. Del mismo modo, las Cumbres de las Américas y los órganos del sistema interamericano de derechos humanos desempeñan un papel fundamental y realizan constantes esfuerzos por la defensa y promoción de los derechos de los pueblos indígenas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos en 1972 sostuvo que por razones históricas, principios morales y humanitarios, era un compromiso sagrado de los Estados proteger especialmente a los pueblos indígenas. En el año 1990 creó la Relatoría sobre Derechos de los Pueblos Indígenas, con el objeto de brindar atención a los pueblos indígenas de América que se encuentran especialmente expuestos a violaciones de derechos humanos por su situación de vulnerabilidad y de fortalecer, impulsar y sistematizar el trabajo de la propia Comisión Interamericana en el área.

En sí, los pueblos indígenas son considerados uno de los principales actores que participan en el proceso de las Cumbres de las Américas. En las cinco Cumbres de las Américas celebradas hasta la fecha (además de las dos Cumbres Especiales), los jefes de Estado y de Gobierno del hemisferio han afirmado su compromiso con la protección plena y equitativa de los pueblos indígenas en el Hemisferio.  Así mismo, existe un Grupo sobre Pueblos Indígenas en la comunidad virtual de las Cumbres de las Américas.

Respecto a los pueblos afrodescendientes, se han generado algunos mecanismos para hacer frente al racismo y promover el respeto de los derechos de las y los Afrodescendientes en las Américas. Muestra de ello es la creación de la Relatoría sobre los Derechos de Afrodescendientes y contra la Discriminación Racial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, así como las menciones relativas a afrodescendientes contenidas en la Declaración de Mar del Plata en el marco de la IV Cumbre de las Américas de 2005, y en la Declaración de la Conferencia Regional de las Américas (Preparatoria de la 3ª Conferencia Mundial Contra el Racismo, la Discriminación Racial, la Xenofobia y Otras Formas Conexas de Intolerancia), realizada en Santiago de Chile en el año 2000.

De la misma manera existen sucesivos mandatos de las Cumbres de las Américas, y de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos para el combate contra el racismo y la discriminación.

Actualmente, la OEA ha concentrado su trabajo en la elaboración del Proyecto de Convención Interamericana contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación e Intolerancia. Como tal, el Departamento de Derecho Internacional (DDI) de la Secretaría de Asuntos Jurídicos de la OEA ha estado activamente involucrado en este proceso, y desde el año 2005, en el que se crea el Grupo de Trabajo encargado de Elaborar un Proyecto de Convención Interamericana Contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación e Intolerancia, el DDI ha prestado asesoría jurídica y apoyo técnico a dicho Grupo de Trabajo.

Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR)
El Tratado Constitutivo de UNASUR dentro de sus objetivos específicos, consagrados en el Artículo 3, el literal o) establece “la promoción de la diversidad cultural y de las expresiones de la memoria y de los conocimientos y saberes de los pueblos de la región, para el fortalecimiento de sus identidades”.

Por su parte, en los Estatutos del Consejo de Desarrollo Social Suramericano, se establece como uno de sus principios en el numeral b) la “participación ciudadana y pluralismo en un marco de reconocimiento y respeto irrestricto de los derechos humanos universales, indivisibles e interdependientes; de la diversidad multicultural, multiétnica y plurilingüe”.

En cuanto al Consejo Suramericano de Educación, Cultura, Ciencia, Tecnología e Innovación, dentro su Estatuto se establece como uno de sus principios (Artículo 2, literal 2), la “Equidad e Inclusión social: Construcción de sociedades democráticas cohesionadas e inclusivas a la protección de los derechos de las colectividades y la promoción de la equidad y acceso equitativo a la educación, cultura, la ciencia, la tecnología y la innovación; respeto a la pluralidad y las diversidades culturales, étnicas e ideológicas”.

Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y El Caribe - Fondo Indígena
El Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y El Caribe,  es el único organismo multilateral de cooperación internacional especializado en la promoción del autodesarrollo y el reconocimiento de los derechos de los Pueblos Indígenas, creado en 1992 durante la celebración de la II Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, en Madrid, España. De esta forma, el Fondo Indígena es uno de los Programas de Cooperación Iberoamericana.

Contexto Subregional

Comunidad Andina

  1. Acuerdo de Cartagena: En el Acuerdo de Integración Subregional Andino no se especifica el tema de los pueblos indígenas y afrodescendientes.

  2. Plan Integrado de Desarrollo Social: En el marco de los Proyectos Sociales Comunitarios del PIDS se encuentra el “Programa Intercultural Andino”, cuyo objetivo es “contribuir a superar la exclusión social de los pueblos indígenas y afrodescendientes y fortalecer los vínculos culturales entre todos los grupos sociales que integran el espacio subregional”.

    De igual forma, estas comunidades se tienen en cuenta en el PIDS en lo que se refiere al desarrollo social en fronteras, ya que por lo general los pueblos indígenas se ubican en zonas fronterizas que les permite una interrelación con comunidades de la misma etnia en el país vecino.

  3. Agenda Estratégica Andina: En el Capítulo I “Participación de los Ciudadanos Andinos por la Integración”, se establece como uno de sus objetivos “fortalecer la participación de las organizaciones de la sociedad civil en el Sistema Andino de Integración (SAI) y en las acciones comunitarias de la sociedad civil”.

    De conformidad a lo anterior, la participación de las ONG´S representantes de los pueblos indígenas y afrodescendientes se encuentran intrínsecamente relacionadas con este punto de la AEA.

    De igual forma, en el Capítulo 5 “Desarrollo Social” de la AEA se hace referencia en el punto 5.6 a la Seguridad Alimentaria, en la cual se establece dentro de sus programas / proyectos “promover la seguridad y soberanía alimentaria orientadas a los pueblos indígenas y al sector rural de los Países Miembros”.

  4. Objetivos Andinos de Desarrollo Social: El 6 de julio de 2011, los Ministros del área social de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú aprobaron 11 Objetivos Andinos de Desarrollo Social (OANDES)  y sus correspondientes metas que se comprometen a alcanzar hasta el 2019. El séptimo objetivo hace referencia a “reducir las inequidades sociales que afectan a los pueblos indígenas y afrodescendientes promoviendo su participación”.

  5. Consejo Consultivo de los Pueblos Indígenas: En septiembre de 2007, la participación indígena en el proceso andino de integración fue fortalecida con la aprobación de la Decisión 674 por los Cancilleres de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, con el fin de establecer el Consejo Consultivo de los Pueblos Indígenas de la Comunidad Andina, en reemplazo de la Mesa Indígena Andina constituida en el 2002.

    El Consejo Consultivo de Pueblos Indígenas de la Comunidad Andina está integrado por un delegado indígena y su suplente de cada uno de los Países Miembros, que serán elegidos entre los directivos del más alto nivel de las organizaciones indígenas nacionales, según procedimientos y modalidades a ser definidos por cada país andino.

    Su función principal es emitir opiniones ante el Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores, la Comisión o la Secretaría General de la Comunidad Andina y asistir a las reuniones de expertos gubernamentales o grupos de trabajo vinculados a sus actividades.

    Así mismo, se encarga de promover el intercambio, evaluación y difusión de experiencias y prácticas exitosas, el fortalecimiento organizativo y, en general, la cooperación entre pueblos y organizaciones indígenas, entidades del Estado y organismos de derechos humanos y la sociedad civil de la subregión andina.

    El CCPICAN fue instalado en septiembre de 2008, con el fin de promover la participación de los pueblos indígenas en el proceso de integración andino, en el ámbito económico, político, social y cultural.

  6. Mesa del Pueblo Afrodescendiente de la Comunidad Andina: Esta Mesa se creó mediante la Decisión 758 del 22 de agosto de 2011, aprobada por el Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores como una instancia consultiva en el marco del Sistema Andino de Integración, para promover la activa participación de las organizaciones representativas del Pueblo Afrodescendiente en los asuntos vinculados con la integración subregional, en sus ámbitos político, social, económico, cultural, ambiental y territorial.

    La Mesa del Pueblo Afrodescendiente estará integrada por cuatro representantes con sus respectivos suplentes por cada uno de los Países Miembros, acreditados ante la Secretaría General de la Comunidad Andina por los Ministerios de Relaciones Exteriores, considerando la participación equitativa de género.

    De igual forma, la Mesa podrá invitar a participar en las deliberaciones a personas asesoras u observadoras, expertos y organismos internacionales y dentro de sus funciones se encuentran emitir opinión ante los órganos competentes de la Comunidad Andina por propia iniciativa o a requerimiento de éstos, sobre aspectos relacionados con los derechos y la participación del Pueblo Afrodescendiente en los asuntos vinculados con la integración subregional, entre otras.

  7. Año Andino de la Integración Social: En el marco de las Jornadas de Participación celebradas durante el 2011 con el fin de conmemorar el Año Andino de la Integración Social proclamado por el Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores a través de la Decisión 745 de 2010, se establecieron mesas de trabajo para los pueblos indígenas y afrodescendientes de la región andina.

  8. Programa de Seguridad Alimentaria y Nutricional para Nacionalidades y Pueblos Indígenas: Este programa es ejecutado por el Grupo Ad Hoc establecido mediante la Resolución 1154 de 2008, que cuenta con el apoyo de la Secretaría General de la CAN, en el marco del Programa Regional Andino AECID-CAN. Dicho Programa tiene información sistematizada sobre indicadores de seguridad alimentaria de las Poblaciones Indígenas y sobre las estrategias, políticas y acciones sobre Seguridad Alimentaria y Nutricional que ejecutan los países de la subregión, así como con propuestas de capacitación.

    En desarrollo de uno de los componentes del “Programa Andino de Seguridad Alimentaria y Nutricional para Nacionalidades y Pueblos Indígenas” se avanzó en la ejecución del proyecto “Mejoramiento de la nutrición en poblaciones indígenas de la Comunidad Andina”, coordinado por la Secretaría General y financiado por la Unión Europea, en donde se cuenta con los informes de diagnóstico y propuestas de intervención para comunidades indígenas de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú.

Constituciones y otras instancias políticas de cada País Andino

Bolivia
La Nueva Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia de 2009 establece en su Artículo 2 que “dada la existencia precolonial de las naciones y pueblos indígena originario campesinos y su dominio ancestral sobre sus territorios, se garantiza su libre determinación en el marco de la unidad del Estado, que consiste en su derecho a la autonomía, al autogobierno, a su cultura, al reconocimiento de sus instituciones y a la consolidación de sus entidades territoriales, conforme a esta Constitución y la ley”.

El Artículo 3 establece que “la nación boliviana está conformada por la totalidad de las bolivianas y los bolivianos, las naciones y pueblos indígena originario campesinos, y las comunidades interculturales y afrobolivianas que en conjunto constituyen el pueblo boliviano”.

Por su parte, en el Capítulo Cuarto del Título II: Derechos Fundamentales y Garantías, se establecen los “Derechos de las Naciones y Pueblos Indígena Originario Campesinos”, para la cual el Artículo 30. I. afirma que “Es nación y pueblo indígena originario campesino toda la colectividad humana que comparta identidad cultural, idioma, tradición histórica, instituciones, territorialidad y cosmovisión, cuya existencia es anterior a la invasión colonial española”.

Desde el Artículo 190 hasta el 192, se establece la “Jurisdicción Indígena Originaria Campesina”. Del 289 al 296 se encuentra la “Autonomía Indígena Originaria Campesina”.

En general, es importante mencionar que los pueblos indígenas son reconocidos ampliamente en la Nueva Constitución Política del Estado Plurinacional de Bolivia.

Colombia
La Constitución Política de Colombia en el Artículo 246 establece que “las autoridades de los pueblos indígenas podrán ejercer funciones jurisdiccionales dentro de su ámbito territorial, de conformidad con sus propias normas y procedimientos, siempre que no sean contrarios a la Constitución y leyes de la República. La ley establecerá las formas de coordinación de esta jurisdicción especial con el sistema judicial nacional”.

El Artículo 329 instaura que “la conformación de las entidades territoriales indígenas se hará con sujeción a lo dispuesto en la Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial, y su delimitación se hará por el Gobierno Nacional, con participación de los representantes de las comunidades indígenas, previo concepto de la Comisión de Ordenamiento Territorial”.

Por su parte, en el Artículo 330 la Constitución establece que “De conformidad con la Constitución y las leyes, los territorios indígenas estarán gobernados por consejos conformados y reglamentados según los usos y costumbres de sus comunidades y ejercerán…).

Respecto al tema de los afrodescendientes la Constitución Política de Colombia no hace mención al respeto.

En el marco de la Presidencia de la República de Colombia se encuentran los siguientes programas:

  • Programa Presidencial para la Formulación de Estrategias y acciones para el Desarrollo de la Población Afrocolombiana, Negra, Palenquera y Raizal.
  • Programa Presidencial para la Formulación de Estrategias y acciones para el Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas de Colombia.

El Ministerio del Interior a través del Viceministerio de Participación e Igualdad de Derecho cuenta con la Dirección de Asuntos Indígenas, Minorías y Rom  y con la Dirección de Asuntos de las Comunidades Negras, Afrocolombianas, Raizales y Palenqueras.

La Defensoría del Pueblo cuenta con una Defensoría Delegada para los Indígenas y las Minorías Étnicas.

Finalmente, el Departamento Nacional de Planeación  cuenta con el Plan de Desarrollo de las Comunidades Negras, Afrocolombianas, Raizales y Palenqueras 2010 – 2014 “Hacia una Colombia multiétnica y pluricultural con prosperidad democrática”, formulado por la Comisión de Estudios creada para los efectos establecidos en el artículo 57 de la Ley 70 de 1993. El Plan contiene aspectos generales, diagnósticos situacional y regional, desafíos y estrategias para el desarrollo de esta población.

Ecuador
En la Constitución de la República del Ecuador el Artículo 56, establece que “las comunidades, pueblos, y nacionalidades indígenas, el pueblo afroecuatoriano, el pueblo montubio y las comunas forman parte del Estado ecuatoriano, único e indivisible”.

De igual forma, en el Artículo 57 “se reconoce y garantizará a las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas, de conformidad con la Constitución y con los pactos, convenios, declaraciones y demás instrumentos internacionales de derechos humanos, los siguientes derechos colectivos:

  1. Mantener, desarrollar y fortalecer libremente su identidad, sentido de pertenencia, tradiciones ancestrales y formas de organización social…”Por su parte, el Artículo 60 acuerda que “los pueblos ancestrales, indígenas, afroecuatorianos y montubios podrán constituir circunscripciones territoriales para la preservación de su cultura. La ley regulará su conformación”.

El Artículo 171 hace mención a que “las autoridades de las comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas ejercerán funciones jurisdiccionales, con base en sus tradiciones ancestrales y su derecho propio, dentro de su ámbito territorial, con garantía de participación y decisión de las mujeres. Las autoridades aplicarán normas y procedimientos propios para la solución de sus conflictos internos, y que no sean contrarios a la Constitución y a los derechos humanos reconocidos en instrumentos internacionales.

El Estado garantizará que las decisiones de la jurisdicción indígena sean respetadas por las instituciones y autoridades públicas. Dichas decisiones estarán sujetas al control de constitucionalidad. La ley establecerá los mecanismos de coordinación y cooperación entre la jurisdicción indígena y la jurisdicción ordinaria”.

El Artículo 257 establece que “en el marco de la organización político administrativa podrán conformarse circunscripciones territoriales indígenas o afroecuatorianas, que ejercerán las competencias del gobierno territorial autónomo correspondiente, y se regirán por principios de interculturalidad, plurinacionalidad y de acuerdo con los derechos colectivos”.

Por otra parte, en el Plan Nacional para el Buen Vivir 2009 – 2013 como políticas y lineamientos de política se encuentra reconocer y respetar las diversidades socioculturales y erradicar toda forma de discriminación, sea ésta por motivos de género, de opción sexual, étnico-culturales, políticos, económicos, religiosos, de origen, migratorios, geográficos, etáreos, de condición socioeconómica, condición de discapacidad u otros.

Perú
La Constitución Política del Perú no menciona directamente el tema de los pueblos indígenas y de los afrodescendientes, sin embargo, el numeral 2 del Artículo 2 afirma que toda persona tiene derecho “a la igualdad ante la ley. Nadie debe ser discriminado por motivo de origen, raza, sexo, idioma, religión, opinión, condición económica o de cualquiera otra índole”.

Por otra parte, se encuentra la Ley de Consulta Previa a los pueblos indígenas u originarios reconocidos en el Convenio No. 169 de la Organización Internacional del Trabajo, la cual fue aprobada el 19 de mayo de 2010 y cuyo objeto es desarrollar el contenido, los principios y el procedimiento del derecho a la consulta a los pueblos indígenas u originarios respecto a las medidas legislativas o administrativas que les afecten directamente. Esta Ley se interpreta de conformidad con las obligaciones establecidas en el Convenio No. 169 de la OIT, ratificado por el Estado peruano mediante Resolución Legislativa No 26253.

Carta Social Andina
La Carta Social Andina aprobada en el marco de la Segunda Cumbre Social Andina de 1999, abarca el tema de “Pueblos Indígenas” en su Capítulo VIII, desde el numeral 67 hasta el 78; y el tema de los “Pueblos Negros o Afroandinos” en el Capítulo IX desde el numeral 79 hasta el 87.

Cumbre Preparatoria Nacional Bolivia

En el marco de la Cumbre Preparatoria Nacional Bolivia realizada en junio de 2011 para la actualización de la Carta Social Andina, los participantes presentaron diversas propuestas para el tema de los pueblos indígenas, como por ejemplo la importancia de garantizar el respeto a la diversidad y el pleno ejercicio de los derechos políticos, sociales, jurídicos, civiles, económicos, culturales, lingüísticos, educativos y de la propiedad intelectual colectiva de las nacionalidades, pueblos indígenas y etnias, en el territorio de cualquiera de los países de la subregión andina.

Otra propuesta importante es reconocer que los países de la subregión tienen un carácter multiétnico, multilingüe y multicultural, y que sus valores milenarios espirituales, culturales, comunitarios y humanos deben ser revalorizados, fortalecidos y difundidos.

Respecto al tema de pueblos negros o afroandinos no se presentaron propuestas, sólo manifestaron que la CPE Plurinacional de Bolivia no reconoce el término de “negro”. 

Cumbre Preparatoria Nacional Colombia

La Cumbre Preparatoria en Colombia se realizó en marzo de 2011 en Bogotá D.C. En esta ocasión se presentaron diferentes propuestas las cuales buscan que los gobiernos y parlamentos de la subregión garanticen de manera ineludible el derecho a la concertación y consulta previa con las autoridades y organizaciones legítimamente constituidas de los Pueblos Indígenas de la Subregión, sobre cualquier proyecto o programa que afecte a sus comunidades y territorios directa e indirectamente. Particularmente aquellos relacionados con explotaciones mineras y agrícolas que puedan contaminar o causar dificultades sobre los recursos naturales, las áreas de importancia ritual, los sitios sagrados o perjudique los territorios y su uso por parte de los pueblos indígenas, para desplegar sus hábitos de subsistencia tradicional y practicar su cultura de manera equilibrada.

Respecto al tema de pueblos negros o afroandinos, se presentaron diferentes propuestas que buscan impulsaran acciones afirmativas hacia esta población, como la creación del Consejo Consultivo de Pueblos de Ascendencia Africana de los países andinos. No obstante vale la pena mencionar que este órgano se creó en agosto de 2011 y ya hace parte del SAI, por lo tanto esta propuesta no se debe incluir dentro del contenido de la CSA.

De igual forma, respecto a estos mismos capítulos (del VIII al IX) se podría fomentar el intercambio de experiencias de políticas públicas que priorizan la ejecución del gasto social para garantizar esos derechos sociales que son de cumplimiento progresivo. Así mismo, se podría intercambiar entre los países miembros el intercambio de experiencias integrando políticas diferenciales con políticas sectoriales que benefician al grueso de la población.

Cumbre Preparatoria Nacional Ecuador

Para el tema de pueblos indígenas las propuestas que se presentaron en la Cumbre Preparatoria realizada en noviembre de 2011, se centran en fortalecer los organismos oficiales de atención a las nacionalidades, pueblos indígenas y etnias, destinando los recursos necesarios e instando a los gobiernos de la subregión a que contribuyan a la consolidación del Fondo Indígena para el desarrollo de estos pueblos, promoviendo su plena participación en todas las instancias de decisión.

Así mismo, incorporar la Creación de Consejos de igualdad para la generación de políticas públicas que garanticen los derechos colectivos de los pueblos indígenas, afroandinos y de presencia histórica y tener en cuenta y aprobar el proyecto de la “Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Poblaciones Indígenas” y apoyar el proceso de elaboración y aprobación del Proyecto Declaración de la Organización de Estados Americanos (OEA), a favor de estas poblaciones.

En lo referente al tema de pueblos negros o afroandinos, recomendaron reconocer la existencia de los palenques, comarcas negras y comunas y otras formas de organización territorial y social, propias de estos pueblos en las comunidades de los países de la Subregión. Así como, prohibir el uso de la violencia estatal u oficial para la resolución de litigios de tierras en los territorios de pueblos ancestrales.

Cumbre Preparatoria Nacional Perú

La Cumbre Preparatoria de Perú se realizó en la ciudad de Lima durante el mes de abril de 2012. Para el tema de los pueblos indígenas u originarios las propuestas se basan en la necesidad de que los países andinos respeten y garanticen el derecho a la diversidad cultural, religiosa y lingüística de los pueblos indígenas u originarios, así como que reconozcan su carácter multiétnico, multilingüe y pluricultural, estableciendo mecanismos para fortalecer y difundir los valores de sus pueblos indígenas u originarios.

De igual forma, se establece que los países miembros fomentarán la participación directa y activa de los pueblos indígenas u originarios, en el planeamiento, decisión y ejecución de las políticas públicas, programas y proyectos de desarrollo humano que puedan afectarlos directamente; así como en la ejecución de programas de formación profesional de aplicación general y en programas educativos.

En lo respectivo al tema de los Afrodescendientes las recomendaciones promueven que los países miembros se comprometan a fomentar con particular énfasis, en los centros de educación públicos o privados de sus territorios, los valores de solidaridad, igualdad, y proscripción del maltrato, como forma de prevención y eliminación de  toda forma de racismo, xenofobia, o discriminación vinculada a la procedencia étnica, rasgos físicos, u otros semejantes. También, plantean la necesidad de desarrollar políticas públicas y acciones afirmativas favorables al desarrollo de alguno de los pueblos asentados en el territorio de los países andinos.

Recomendaciones

Tomando como referencia que en la Carta Social Andina actual los pueblos indígenas se encuentran en un capítulo aparte de los pueblos negros o afroandinos, y que los pueblos originarios solo se contemplan al interior de los capítulos de la carta en casos muy específicos, será pertinente que en la Mesa de Trabajo donde se aborden estos temas, se defina con claridad este aspecto de la organización de los Capítulos.

Frente al tema especifico de la comunidad negra o afro, es pertinente que la Carta Social Andina mencione en uno de sus articulados la importancia de proteger el patrimonio cultural e inmaterial de estos grupos poblacionales que se encuentran específicamente en la costa colombiana, dado que por ahí se realizó el ingreso de la mayoría de estos al continente, la importancia radica en la historia que ello reviste.

A simple juicio, el articulado de la actual Carta Social es adecuado respecto del tema de los derechos de estos, razón por la cual, la recomendación fundamental es ser más contundente en la redacción del artículo concerniente a “garantizar el cumplimiento y respeto de los derechos colectivos de los pueblos negros contenidos en las constituciones políticas de los países andinos”.

Por el lado de los pueblos indígenas, la recomendación principal es que se socialicen todas aquellas recomendaciones que se hicieron en cada una de las Cumbres Preparatorias Nacionales dado que se consideran muy adecuadas para articularlas en la modificación de la Carta Social.